¿La dieta influye en la displasia de cadera?

Bárbara Muñoz

Pregunta: Voy a comprarme un cachorro de Boyero de Berna. El criador me ha dicho que debo controlar su dieta para evitar que desarrolle displasia de cadera. No sabía que la alimentación podía influir tanto…

Respuesta: La displasia de cadera es un trastorno genético, el perro nace ya con la enfermedad y lo único que se puede hacer es evitar que evolucione a más. Está demostrado que forzar el crecimiento y desarrollo de un cachorro de raza grande, como el Boyero de Berna, sí influye en la aparición del mal. Una alimentación abundante, rica en proteínas e hidratos de carbono, así como aportes extras de calcio y vitamina D, aumentan el riesgo de displasia. Entre los 3 y 8 meses de edad hay que reducir la ingestión calórica.

Otras medidas son: ejercicio moderado, control veterinario de las dosis de calcio y vitaminas y que duerma en una cama semi-blanda. De todos modos, no se puede diagnosticar antes de los cuatro meses de vida. De ahí la importancia de comprar un cachorro cuyos padres no sean displásicos. Aprovechamos para señalar que el método más eficaz para frenar este problema es evitando la descendencia. Un perro cuyos padres no han sufrido este mal, no lo desarrollará.


¿Problemas con tu mascota, dudas de salud, segundo diagnóstico? Manda tu consulta a The Pets. Un equipo de asesores veterinarios y expertos en comportamiento animal está a tu disposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí