Marinati y Mara

Tortuga a la (falsa) fuga

Marinati es una jovencísima hembra de Marginata Testuto marginata. Tiene tres años de edad y una esperanza de vida que supera los 80 años. Aún le queda mucho por crecer. Echad un vistazo a su caparazón. ¡Precioso, eh!

Su dueña nos cuenta que el invierno pasado la muy pilla se dio a la fuga. “Desapareció de la noche a la mañana y estuvo ocho meses perdida. La buscamos durante semanas hasta que asumimos que algo malo debía haber pasado”. Pero no fue así, con la llegada del verano, Mara, su joven dueña, la volvió a ver tan campante en el jardín de su casa.

¿Qué ocurrió? Mara nos lo cuenta entre carcajadas: “se había metido a hibernar debajo de la tierra. Y ahí se quedó hasta que al cabo de los meses salió más fresca que una lechuga. Creo que pasó varios días dándose un atracón de hiervas silvestre hasta que nos reencontramos. Al volver a verla se me saltaron las lágrimas”.

Desde entonces, Mara ya le tienen cogido el truco y se cuida muy mucho de poner montañas de arena en su jaula, donde se oculta a hibernar sin riesgo a desparecer por el jardín. ¿Qué come? “Diente león, endivias y las hiervas salvajes que crecen en el jardín.

¿Por qué una tortuga tan especial? “Siempre me han gustado mucho, y cuando vi a Marinati, me cautivó. Fue mi regalo de graduación”. La esperanza de vida de esta especie es también un gran regalo. Os quedan unos 80 años de aventuras por compartir. ¡Impresionante!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí