Saiki y Marcos

UN GOLDEN CON SUERTE Y UN AMO DIEZ

152

P

or las venas de Saiki corre sangre de atletas. Es hijo de campeones de canicross, una disciplina poco conocida entre los españoles, aunque en otros países cause furor. Spain is diffrtent.

En estas competiciones perro y amo corren en equipo, unidos por un cinturón enganchado a los arneses que ambos llevan. Se da por hecho que la prioridad no es ganar, sino disfrutar de una modalidad de competición única, donde la compenetración entre el dueño y su mascota pesa tanto o más que la resistencia o la velocidad.

Marcos, el dueño de Saiki, no tiene prisa por iniciar a su Golden Retriever en el canicross. “Cuando cumpla un año empezaremos a entrenar, pero por diversión. Se nota que Saiki tiene madera de campeón, aunque no sé si quiero ponerlo a competir”. ¿Por qué? “Por falta de tiempo. Si quieres competir, tienes que echar horas, fines de semana, jornadas completas… Estoy estudiando la carrera y tengo que ser coherente. Entrenar es una disciplina que no perdona las épocas de exámenes”, nos explica este joven estudiante de periodismo deportivo.

Marcos se lo pensó mucho antes de adoptar a su precioso ejemplar de Golden Retriever. “Tener un perro conlleva obligaciones que no pueden eludirse. Además, el Golden Retriever no es precisamente una raza independiente que necesite poco ejercicio”. Finalmente hizo cuentas: “madrugar para pasearlo antes de ir a la Universidad, una nueva salida después de comer… y la gran carrera por la noche: 45 minutos a buen trote. La buena noticia es que me he ahorrado el gimnasio. Hay veces que me da una pereza cósmica sacarlo a pasear, pero hay que hacerlo…”.

¿Arrepentido? “Jamás”, contesta Marcos entre asombrado y defensivo. “Saiki es el perro más maravilloso de la raza más estupenda de la especie canina. ¡Un lujazo! ¡¿Has visto lo precioso que es?!”, nos pregunta mientras lo toma en brazos con una dulzura que nos derrite. Antes de que podamos contestar lo hace Marcos “si lo ves bonito por fuera, ni te imaginas cómo es por dentro”. Te equivocas Marcos, nos basta mirar tu cara para intuirlo. Saiki es fabuloso, pero salta a la vista que tú también. Tiene suerte de haber encontrado un amo como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí