Pregunta: Tengo un gato de dos años que me bufa desde hace tiempo. Casi no permite que me acerque a él. Y cuando intento acariciarlo, me gruñe. ¿Qué le pasa? ¿Hay algún modo de suavizar su carácter?

Respuesta: Convivir con un gato arisco no es fácil. Si esta conducta es repentina, habrá que averiguar su origen y poner los medios para erradicarla. En caso de que siempre haya sido un gato arisco, no va a cambiar. Desengáñate: tus muestras de afecto le molestan. No es un asunto personal. No tiene nada en contra de su amo. Él es así. Y no es posible remediarlo.

Una buena socialización evitará muchos problemas futuros. Detrás de los gatos ariscos suele haber carencias tempranas. Un gato no debe ser separado de su madre y sus hermanos hasta los tres meses de vida, como mínimo. Si se precipita la separación, los problemas de comportamiento llegarán. La familia humana no puede sustituir las enseñanzas que naturalmente recibe se su madre y sus hermanos.No obstante, Verónica de Lorenzo, veterinaria, etóloga y miembro del equipo asesor de Thepetes.es, explica que las feromonas sintéticas pueden ayudar a calmar sus malas pulgas. “Estas sustancias tienen un efecto tranquilizador que es muy útil si un gato arisco se pone en posición amenazante”. Las feromonas sintéticas pueden liberarse en el ambiente de modo continuo con un difusor (Feliway Optimum, unos 24€) o en spray  (Feliway Classic, desde 11€). La especialista no recomienda los collares con feromonas porque “no son más eficaces que el resto de los productos, pero sí más molestos para el gato”.

En Theptes.es no tenemos compromiso publicitario alguno con los productos o servicios que mencionamos.

Una buena socialización evitará muchos problemas futuros. Detrás de los gatos ariscos suele haber carencias tempranas. Un gato no debe ser separado de su madre y sus hermanos hasta los tres meses de vida, como mínimo. Si se precipita la separación, los problemas de comportamiento llegarán. La familia humana no puede sustituir las enseñanzas que naturalmente recibe se su madre y sus hermanos.Si el gato se ha vuelto arisco de modo repentino, hay una razón para ello. Y la más probable es que sienta dolor. Y en caso de que se hiciera muy intenso, no hay que descartar un ataque. Lo más prudente será preguntar al veterinario y valorar una consulta a domicilio para evitar la manipulación del animal.

LA PRIMERA INFANCIA, EN FAMILIA 

 

Una buena socialización evitará muchos problemas futuros. Detrás de los gatos ariscos suele haber carencias tempranas. Un gato no debe ser separado de su madre y sus hermanos hasta los tres meses de vida, como mínimo. Si se precipita la separación, los problemas de comportamiento llegarán. La familia humana no puede sustituir las enseñanzas que naturalmente recibe se su madre y sus hermanos.

 


¿Problemas con tu mascota, dudas de salud, segundo diagnóstico? Manda tu consulta a The Pets. Un equipo de asesores veterinarios y expertos en comportamiento animal está a tu disposición

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí