Teckel

Un trío de gandules

9460

Ocupan uno de los primeros puestos del hit parade canino. Son valientes, equilibrados y adictos al hogar. Les gusta echar varias siestas al día, dormir a pierna suelta durante la noche y ver la televisión. Sí, la caja tonta les atrae tanto como a un niño las galletas. Si buscas un perro pequeño y muy familiar, tienes tres Teckel para elegir: el duro, el corto y el largo. Hablamos de su pelo. ¿O qué habías pensado?

El Teckel es un perro pequeño y muy familiar

El Teckel de un vistazo

Peso: entre 3,5 y 9 kg.
Alzada: de 17 a 25 cm.
Temperamento: territorial, obstinado, hogareño y dormilón
Precio: Se encuentran buenos ejemplares desde 500 euros, aunque su precio puede dispararse por encima de los 1.000 euros.
No olvides que: necesita una educación precoz y una buena socialización. De lo de lo contrario, dará problemas.

 

Más información: Teckel Club de España

El Teckel es un perro pequeño muy familiar, aunque no siempre fue así. Para entenderlo, hay que echar un vistazo a su historia, algo casi tan arriesgado como abrir la caja de pandora. Resulta complicado explicar que fue creado para la caza en madriguera, una disciplina que exige nervios de acero, reflejos y un punto de arranque que el Teckel debió olvidar en alguna cueva…

Pero eso no es todo, al parecer sus ancestros eran tan buenos abatiendo zorrillos y demás presas, que comenzaron a seleccionar los mejores ejemplares para reforzar, con mezclas, su habilidad venatoria. Y así pasó de dar caza al zorro y al tejón, a pegar su nariz al suelo para rastrear corzos, venados y jabalís. Unos años más y nos lo ponen a perseguir elefantes… Puede que su pasado te haga dudar, pero puedes creernos: el Teckel es un perro pequeño y muy familiar. Palabra de Thepets.es

UN PACHORRO DE SANGRE CALIENTE
Pendenciero y dormilón

¿De dónde saca el Teckel ese espíritu hogareño y casi holgazán? Nos lo explica Ruth García, una gran aficionada a la raza. “El Teckel es un perro de rastro, muy valiente y con un coraje bárbaro. Estas características permanecen intactas desde su origen, que podemos situar allá por el siglo XVI. Sin embargo, su habilidad para seguir el rastro de animales no está reñido con su gusto por retozar en la alfombra o sestear en el jardín. Aunque lo que en verdad le pierde es dormitar junto a una fuente de calor”.

Si buscas un perro pequeño, hay tres tipos de Teckel para ti ¿Es entonces un perro tranquilo de sangre caliente? “Sí. Buena definición —contesta Ruth—. Es bastante pendenciero con sus colegas. Un chulito, aunque en casa no da problemas y acepta bien la jerarquía. Si se le educa desde el principio, puedo afirmar que el Teckel es un perro pequeño y muy familiar, el mejor de todos lo posibles», asegura la experta.

Estamos, pues, ante una raza de contrastes con hábitos perezosos. Puede resultar increíble, pero a los Teckel les gusta ver la televisión. Muchos son los que aseguran que siguen las imágenes con algo semejante al “interés”, y que reaccionan vivamente a los sonidos, poniéndose muy nerviosos si escuchan ladridos o ruidos de otros animales, al punto de querer interactuar con lo que ven o escuchan.

¡Cuidado! Su nariz puede llevarle muy lejos. Si olfatea un rastro lo seguirá sin miedo a perderse…

¿UN TEKEL CON EL MANDO DE LA TV?
Algunos ya lo han imaginado…  

Una investigadora de la Universidad Central de  Lancashire (Reino Unido) dice haber demostrado que los perros tienen preferencias televisivas. Y esta razón les ha dado pie a diseñar un mando a distancia para perros que –aseguran- está adaptado a sus pezuñas. No, no es una broma, aunque en Thepets.es tampoco salimos del asombro. En realidad, no damos demasiado crédito a esta —digamos— investigación ­­(ampliamente difundida), ni tampoco vemos utilidad alguna en ese mando de TV, aunque quizás algún Teckel no comparta nuestra opinión. Cuando inventen un traductor de ladridos, saldremos de dudas. O no.

El Teckel es un perro muy familiar

La espalda es su talón de Aquiles. No es flexible y acusa mucho los giros y los movimientos bruscos.

LARGO Y PATICORTO
Por eso le llaman salchicha

El Teckel, también llamado Dachshund, Dackel, Bassotto y perro salchicha en América Latina, tiene un aspecto singular. Su característica más llamativa es la longitud de su cuerpo, sostenido por unas extremidades diminutas. Si lo observamos con atención, veremos que a pesar de ser bajo, paticorto y más largo que un día sin pan, tiene un porte elegante, casi orgulloso. Esto se debe a que su cuello, todo músculo, mantiene perfectamente erguida una cabeza muy bien formada. En conjunto, su aspecto resulta impecable. Echa un vistazo a sus orejas. ¡Son preciosas! ¿Y qué opinas de su expresión? En Thepets.es nos tiene fascinados.

El Teckel es una raza de perro pequeña

Cuerpo alargado y patas cortas. Esta desproporción tiene un nombre: bassetismo. Y es consecuencia de una mutación genética.

TRES TIPOS DIFERENTES
Todos preciosos

existen tres variedades dependiendo de su perímetro torácico, y sus tamaños son Standard, Miniatura y Kaninchen; todos ellos pueden lucir pelo corto, duro o largo. El de pelo largo es, quizás, el que menos cuidados necesita. Apenas se hacen nudos, un peinado (no cepillado) una vez al mes es más que suficiente. Los posibles nudos normalmente se los hacemos sus dueños al acariciarles detrás de las orejas, en el resto del cuerpo es raro que aparezcan. El de pelo corto (o liso) se mantiene espléndido con un cepillado quincenal. El duro tampoco es complicado, aunque habrá que someterlo a un par de sesiones anuales de stripping.

¿Qué otros cuidados necesita? Tres paseos diarios de unos 20 minutos, un rígido control de la dieta y cuidar su espalda. ¿Cómo? Evitando el sobrepeso, la subida y bajada de escaleras, los movimientos bruscos o que impliquen un giro de la columna y poco más; es un animal bastante saludable. Alguna leyenda urbana dice que sufren crisis de epilepsia y que tienen cierta inclinación a perder la cordura. ¡Pamplinas! No hagas el menor caso.  Un ejemplar bien atendido tiene garantizada la vida hasta los 14 años, con suerte algo más. Algunos llegan incluso a los 16.

UN TIPO TESTARUDO…
que sí se deja educar

Su educación merece un capítulo aparte. Es una raza dominante que no se amilana ante perros grandes. Hay que asegurarse de que el ejemplar a adoptar ha tenido una buena socialización desde cachorro. De lo contrario, dará problemas. Y no pocos.

Su primera educación comenzará pronto, y con toda seguridad habrá que corregir algún arrebato de soberbia. No en vano, es un valiente cazador al que no le tiembla el pulso ni frente a un jabalí. Es obstinado, cabezota y camorrista. No es culpa suya, su naturaleza es así.

La buena noticia es que una educación precoz, justa y continua hará de él un perro plenamente feliz, seguro de su dueño, afectuoso y casi dócil. Además, ese temperamento territorial no está exento de ventajas. Es un excelente guardián, y con los tiempos que corren, puede ser hasta bueno. Si encaja el diente en la pierna de un malhechor, no lo soltará con facilidad. ¡Garantizado! Sea como sea, el Teckel es un perro pequeño y muy familiar, algo recelosos con los extraños, pero encantador con los suyos.

Sabías que…

Un Teckel con sobrepeso es un Teckel enfermo. Los kilos de más tensionarán su débil espalda y podría llegar a desarrollar dolor crónico.
Coger a un cachorro de Teckel tiene técnica. Su especial fisionomía nos obliga a levantarlo sujetando pecho y trasero a la vez. Nunca lo cojas por las axilas. Lo lastimarás.
Además de dormitar y ver la televisión, hay una tercera cosa que adoran: jugar a buscar cosas escondidas. ¡Su instinto rastreador es indomable!
 Es de ladrido fácil. Un ratón, el sonido de una mosca, alguien que se cruza en su camino… Siempre hay un bien motivo para arrancarse a ladrar. Si te resulta molesto, esta zooconsulta puede darte alguna pista.
La variedad más antigua es la de pelo corto. Después surgió la de pelo largo y, por último, la de pelo duro.

¿Tienes alguna historia que quieras compartir con nosotros? Estamos impacientes por leerla; déjanos un comentario. Estos artículos y muchos otros los podrás encontrar en The Pets. Imágenes: Pexels | 123RF

3 COMENTARIOS

  1. El articulo muy interesante, yo tengo cuatro (dos pelo corto y dos pelo duro), estoy enamorada de la raza, cada vez voy entendiéndolos más y en esta última adquisición la estoy introduciendo en el rastro deportivo, es una manera de saciar sus instintos teniéndola muy controlada.
    Tuve el honor de escribir un articulo para el club del teckel españa «¿vas a adquirir un cachorro de teckel?» En el explico de una manera muy entendible las necesidades de los cachorros de esta maravillosa raza y la iniciación para una buena convivencia. Estáis invitados a leerla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí