Pomerania

El perro que se ha hecho viral

3014
Pomerania

Es el juguete animado de las celebrities del XXI y uno de los perros más deseados del momento. Una raza excepcional por varias razones: talla diminuta, aspecto delicioso y fidelidad ilimitada. Sin embargo, este codiciado Toy no está libre de pecado. Te contamos lo bueno (y lo malo) del perro más faldero del mundo, el Lulú de Pomerania. Pom para los amigos.

 

El pequeño del cuarteto alemán de spitzs

¿Qué es esto? Un grupo racial que procede del llamado perro de las turberas (Canis familiaris Palustris), que existió hace la friolera de 6.000 años, según las fuentes más fiables. Hoy, este encantador perrillo faldero aún conserva el instinto protector de su ancestro. Y aunque no levanta un palmo del suelo, es capaz de merendarse a todo el que mire mal a su amo. Sí, es un excelente perro guardián de apenas 22 cm de altura, y eso en el mejor de los casos.

PomeraniaDe sus antepasados ha heredado también la desconfianza a lo desconocido y cierta obsesión por ladrar a todo hijo de vecino. Es un alborotador de primera que no teme a los perros de gran talla. No es un camorrista, de acuerdo, pero si algún criador intenta convencerte de que se trata de una raza perfectamente amigable, recuerda que por sus venas corre sangre salvaje.

El Pomerania de un vistazo

 

Peso: entre 1,5 y 3,5 kg.
Alzada: de 18 a 22 cm.
Manto: Abundante y con dos capas. Pelo largo y liso, de agradable textura.
No olvides que: es vivaz, territorial y dominante. Necesita una educación precoz y constante. Imprescindible que tenga una buena socialización desde su primera infancia.
Precio: Un buen ejemplar no cuesta menos de 800€, aunque si buscas un Toy con todas sus garantías y acudes a un criador de moda, puede que te pidan hasta 3.000€.

 

Más Información: Real Sociedad Canina de España

 

Fidelidad insobornable

¿Estamos entonces frente a un cascarrabias? En absoluto. Es dulce y afectuoso, al punto de que se encariña con su amo casi de modo obsesivo. Es, literalmente, el más faldero de los perros; una sombra pegada al amo. Adoptar un Pom (nombre coloquial de la raza) es aceptar la llegada de un compañero que nos seguirá allá donde vayamos. Dicen las malas lenguas que este obsesivo apego por su amo, unido a su talla pequeña y a ese aspecto de eterno zorrillo recién nacido han hecho de él el perro complemento por excelencia.

Cierto o no, imposible negar que celebrities adictas al exhibicionismo como Paris Hilton, Nicole Richie o Eva Longoria han convertido a sus Lulús de Pomerania en los rivales más animados de sus fashion accessories. En algunos casos, acaparan incluso más atención que sus singulares dueñas. Puedes echar un vistazo aquí.

Pomerania

Fácil de adiestrar, tozudo de educar

Anécdotas al margen, la fidelidad y el apego de esta raza son posiblemente sus características más relevantes, pero no las únicas. El pomerania tiene una inteligencia bárbara y un gusto natural por el aprendizaje activo. Esto significa que adiestrarlo –no educarlo- es realmente sencillo, un juego de niños. Resulta especialmente hábil para aprender rutinas de agility o flyball. Estas actividades, además, colmarán su necesidad de ejercicio, que no es poca. Lo ideal es una hora y media diaria, repartida en tres paseos.

Su esperanza de vida es larga: Entre 14 y 18 años. Y con buena salud

En cuanto a su educación formal, hay que armarse de paciencia. Es testarudo, territorial y tiene ciertas inclinaciones que no son faciles encauzar. Una de ellas es su (casi) adicción a mordisquear todo lo que pilla. En The Pets decimos la verdad, aunque duela. Algunos trucos para frenar este instinto primario pasan por la reeducación de los malos hábitos.

Debido a su abundante pelaje, es muy resistente a todo tipo de condiciones climatológicas

¿Algún defecto más? No, salvo que consideres que los cuidados de su precioso pelaje sean demasiados. A saber: cepillado casi a diario, baños bimestrales, peluquería y corte de pelo regular para liberar, entre otras cosas, orejas y ojos, y uso de productos específicos. A Pom los genéricos no le van.

La requetemuda

Los expertos advierten: la raza  se ha hecho viral y el número de criadores no acreditados es alto. 

 

Las mudas de pelo merecen capítulo aparte. Son largas y pesadas. Hasta los dos meses de edad son una preciosa bola sedosa. Después comenzarán a perder pelo en una muda larga y farragosa que pondrá a prueba nuestra paciencia. Puede durar hasta ocho meses. Cambiará el color y la textura se volverá menos suave, pero su aspecto no perderá un ápice de atractivo. La mala noticia es que la muda, en realidad, no ha terminado completamente. La pérdida de pelo se ralentizará, pero no lucirá todo su pelaje de adulto hasta haber cumplido los tres años de edad.

Después, habrá que contar con la muda estacional (otoño y primavera). Pero eso no es todo, si es hembra, cambiará el pelo durante y después de cada celo, también tras tener cachorros y siempre que pase por momentos de estrés. La solución pasa por la esterilización. En nuestro reportaje especial sobre sexo encontrarás información detallada sobre éste y otros aspectos.

Todo un tipazo sonriente

Es dominante e inteligente. Una combinación explosiva si no recibe una buena educación desde cachorro

Nos adentramos ahora en su aspecto: orejas puntiagudas, cola enroscada, ojos despiertos, hocico afilado… Es una raza muy atractiva y proporcionada, con una característica muy singular. Observa las imágenes que acompañan estas líneas. ¿Qué ves? Un perro vivaracho… ¡que sonríe! Sí, tienen las mandíbulas con mordida en tijera y unos ojos tan alegres y brillantes que resulta difícil no pensar que ha nacido con la capacidad de reír, pero eso no puede ser cierto… ¿o sí?

Echamos ahora un vistazo a su cuerpecillo, ese que adora ser trasportado en brazos de su amo y que parece flotar en el aire cuando corre. Su estándar hace hincapié en unas proporciones muy equilibradas, de 1:1 entre la altura en cruz y la longitud del perro. Esto significa, a grandes rasgos, que es un tipo cuadrado de grupa ancha y corta. En román paladino: un tipazo.

Por último, señalar que su salud es bastante buena. Algunos expertos lo señalan como propenso a la luxación de rótula, al colapso traqueal y a la pérdida precoz de piezas dentales. Los veterinarios de The Pets, sin embargo, destacan su resistencia a la enfermedad, sin apuntar enfermedad hereditaria alguna.

 

 

 

Créditos fotos:
Purplehorse en Pixabay 
Kateryna Babaieva en Pexels
Binay K. Sahoo en Pixabay 
Vanserline Vandenberg en Pexels 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí