Perro dominante

Juan Carlos Breto

Pregunta: Tengo un mestizo de dos años. Es un perro dominante que se pelea con todo el barrio. Los otros dueños están hartos. ¡Y con razón! Lo llevo atado, le recrimino cada vez que se pone furioso con un colega y evito zonas concurridas. Con las visitas es un broncas. Las recibe mal y ladrando. Además, desobedece órdenes que antes no cuestionaba. ¿Qué debería hacer?

Respuesta: El perro dominante “nace” tras la madurez sexual y social, una vez cumplido  el año y medio. Las actitudes que describes suelen ser fruto de factores genéticos. También del desorden hormonal -más en machos que en hembras- y ambiental. En este último apartado podemos incluir la falta de liderazgo por parte del dueño y consentir excesos a los cachorros. En The Pets insistimos en que hay que poner límites al cachorro desde el primer día. Y si se trata de un adulto, corregir los malos modales cuanto antes.

Ana Roca, veterinaria colaboradora de The Pets, advierte que tras su rebeldía podría esconderse una enfermedad. “Si de modo súbito se ha convertido en un perro dominante, hay que investigar. Esa mala conducta podría ser el síntoma de un mal oculto”. ¿Cuál? “Desde un trastorno neurológico hasta un problema cutáneo”, responde Ana.

Los tratamientos posibles dependen del origen del mal. Generalmente se prescriben fármacos para controlar la ansiedad. Ana Roca explica que “muchos de estos perros sufren ansiedad subyacente, que se controla muy bien con medicamentos”.

No obstante, cada vez son más los amos que recurren a productos libres de química para calmar a su perro. Entre los más novedosos está Adaptatil. Funciona como un ambientador que emite sustancias relajantes. Sin efectos secundarios. Calmapet es un complemento nutricional que favorece la estabilidad emocional. Sólo incluye sustancias naturales. Aprovechamos para recordar que en The Pets no tenemos compromiso publicitario alguno con los productos o servicios que recomendamos.

Perro dominante¿Castrar al perro dominante?

 

 

Son muchas las voces que aseguran que castrar a un perro dominante le baja los humos. Es posible. En The Pets solo lo recomendamos en casos extremos.

 

En cualquier caso, la castración no trasforma al perro dominante en un dulce muchacho. Sus resultados son variables. No hay que olvidar que el comportamiento ya ha arraigado en el animal.

 


¿Problemas con tu mascota, dudas de salud, segundo diagnóstico? Manda tu consulta a The Pets. Un equipo de asesores veterinarios y expertos en comportamiento animal está a tu disposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí