¡A mi perro le huele (fatal) el aliento!

Prevenir, descubrir y tratar los males de su boca

923
¡a mi perro le huele el aliento! - The Pets

Aunque sea usted un perro… Sonría, por favor. En ThePets.es no queremos dientes amarillos, sarro ni mal aliento. No es solo cuestión de estética, la salud también está en su boca. Si a tu perro le huele el aliento a pescado podrido o similar, necesitas leer este trabajo.

Por Petra Albarracín

A mi perro le huele el aliento

 

Los ejemplares de razas pequeñas son los más propensos a sufrir problemas bucales

Tu perro se acerca con la boca abierta y tú te alejas con la nariz bien tapada mientras piensas: ¡Qué asco! ¡A este perro le huele el aliento a pescado podrido! ¡A bomba fétida! Es muy probable que esta escena te resulte familiar, aunque solo sea por estadística: el 80% de los perros sufre alguna enfermedad periodontal, y estos males huelen, generalmente, a rayos.

Una noticia horrorosa, ¿verdad? Pues bien, tenemos otra muy buena: con ciertos cuidados y mejores productos, los males de su boca pueden remitir. Y esto es importante, porque «una simple gingivitis (inflamación de las encías) puede degenerar en una infección bacteriana que alcance a pulmones, hígado, riñones y corazón», advierte Susana Cacho, veterinaria asesora de Thepets.es. 

El sarro no produce mal aliento, lo producen las bacterias que anidan en él

Diente limpio, diente sano

Limpiar sus dientes es el mejor modo de prevenir la placa bacteriana. Y los huesos sintéticos son una excelente opción. Actúan masajeando las encías y acceden a la cara externa e interna de la dentadura. Son un modo sencillo, pero eficaz, de evitar que los restos de comida se acumulen y provoquen que el aliento del perro huela a pescado podrido —que es cómo definen la mayoría de los amos la halitosis de su perro— y problemas más serios después.

El mal aliento no siempre es consecuencia del cúmulo de placa bacteriana. «Puede deberse también a trastornos respiratorios o gastrointestinales», señala Susana Chacho, que no es partidaria de aplicar remedio químico alguno para combatir el mal aliento. No antes, al menos, de consultar con un profesional. “Existen pastillas contra el mal aliento canino, algunas incluso fortalecen la flora bacteriana de la cavidad bucal. También hay polvos que se mezclan con la comida para refrescar el aliento o Spray de acción inmediata. Estos últimos son los que menos me gustan. ¿Qué ocurre? Que su uso podría encubrir el origen real de la halitosis”, explica la veterinaria.

El cúmulo de sarro entre el diente y la encía forma una bolsa que hace que el diente cada vez esté menos sujeto por la encía y que puede llevar a su pérdida

Localiza al enemigo, no lo enmascares

¿Podemos decir entonces que estos productos son inadecuados? “No exactamente —contesta Cacho—. Son fórmulas que sí funcionan, unas mejores que otras. El problema no es ese, lo que ocurre es que un aliento fétido puede ser solo el primer síntoma de diabetes, insuficiencia renal o problemas digestivos, por solo poner tres ejemplos. Si el olor es muy desagradable, es un signo clínico a valorar antes de que el amo actúe por su cuenta”.

No obstante, aunque el perro esté hecho un Sansón, tampoco es buena idea lanzarse a la compra de estos remedios. Es fácil entender bien por qué. La boca es foco de infecciones. Las placas de sarro hacen cuña en la encía hasta levantarla y dejar el diente bailando: esa es una de las razones por la que algunos animales pierden piezas dentales prematuramente.

“Las pastillas, los polvos, los sprays… son un remedio puntual espurio. Si al perro le huele el aliento a pescado podrido, en su boca hay colonias de bacterias anidando en el sarro, y si no lo eliminamos, solo estamos maquillando el problema”, puntualiza nuestra veterinaria asesora.

¡Ojo a las caries!

El sarro no eliminado también puede producir caries. Las bacterias rompen el esmalte y penetran dentro del diente. Al principio solo son una mancha, pero con el tiempo la dentadura puede deteriorarse hasta hacer imposible su reparación. “He visto dentaduras llenas de cráteres, echadas totalmente a perder porque el dueño no se percató del problema hasta que el pobre animal comenzó a aullar de dolor”, cuenta la odontóloga veterinaria Valeria Ibáñez.

Toma nota: así hay que cuidar su boca

Prevenir los problemas bucales no es difícil. El uso de piensos secos, algún buen snack limpiador, masticadores, huesos dentales… harán un trabajo excelente que, sin embargo, no suple la revisión anual a la que todo perro debería someterse. Es una simple consulta veterinaria donde se examinará el estado de la dentadura y se valorará una limpieza dental. Estás sencillas medidas evitará que el aliento del perro huela a pescado podrido… o cosas peores. Prevenir compensa.

¿La halitosis se nota a distancia cuando jadea? Urge una limpieza dental

Las limpiezas se hacen en la mayoría de los casos con anestesia. No olvidemos que los perros solo tienen una forma de decir “me duele”: mordiendo. En perros con problemas cardiacos o hepáticos se utilizarán sedantes. Valeria Ibáñez recomienda hacer una limpieza cada dos o tres años. “Previenen muchos problemas, eliminan el mal olor de la boca y no tienen ningún efecto secundario”, explica.

La limpieza puede ser manual. Es el método más lento, pero también el que mejor elimina las capas de sarro más gruesas. También existe la posibilidad de hacerla con ultrasonidos, y en este caso sí es necesaria general. Su acabado es perfecto y el tiempo de duración no sobrepasa una hora. Los precios oscilan entre 90 y 150 euros.

A mi perro le huele el aliento

¿Tengo que lavarle los dientes?

En Thepets.es ya hemos señalado que lavarle los dientes al perro no es algo que nos guste demasiado. Esta práctica no nos gusta porque creemos que causa más molestias que beneficios. Si el perro acude a su revisión anual y se toman las precauciones ya señaladas, no lo consideramos necesario. Aun así, muchos amos optan por ello. Julia Amor, una joven estudiante de veterinaria, abraza esta práctica con pasión. “Cepillo, pasta dentífrica y revisión anual. Desterremos prejuicios: ridículo, no; necesario, sí. Hay que empezar a cambiar el chip: los perros también se lavan los dientes”, afirma con entusiasmo.

Las dentaduras desalineadas pueden corregirse con ortodoncia

El amo que opte por ello debería utilizar una pasta dental de buena calidad y cepillos específicos. Los de uso humano no son aptos. Si no se acostumbra al cepillado, existen láminas masticables que, en contacto con la saliva, se convierten en un producto parecido al chicle que se pega a los dientes y cumple la función de desodorizar, desinfectar y reblandecer el sarro. Su precio ronda los 12 euros. Lee el prospecto si quieres ampliar información. Existe otro producto eficaz para eliminar el sarro en casos algo más avanzados: Platinun Forte Antisarro. Puedes consultar el prospecto. El frasco de 120 ml cuesta unos 45 euros.

A mi perro le huele el aliento

Chequeo Bucal

 síntomas de que algo no va bien

    • Le cuesta masticar: encías inflamadas, ulceración y caries pueden cursar con dolor y dificultades para comer. El perro se quejará y hará intentos infructuosos de tomar su ración de pienso. Urge ir al veterinario.
    • Babeo excesivo: la sialorrea es un goteo continuo de saliva. Puede producirse cuando hay una afección en las encías. Observar si están enrojecidas, hinchadas o sanguinolentas.
    • Mal aliento: En la mayoría de los casos de debe a un cúmulo de sarro que, si no se trata, podría terminar en gingivitis o periodontitis, que causará una halitosis aún más fuerte.
    • Rechina los dientes. Este síntoma se denomina bruxismo y es indicativo de que algo le está produciendo dolor. Podría tener un cuerpo extraño incrustado en la boca. También pude cursar sin dolor, pero aun así hay que acudir al especialista, con el tiempo sus dientes se desalinearán. Y eso no es bueno.
    • Dientes amarillos o marrones. El sarro es una capa invisible, hasta que diversas sustancias minerales comienzan a depositarse en él. Cuando esto sucede, el diente adquiere un tomo marrón o amarillento. Con suerte estás en la fase primaria del proceso y una buena limpieza dental los dejará como nuevos.
    • Sus dientes se mueven. Mal asunto. Acude al veterinario antes de que pierda su dentadura. Urge.

¿Tienes alguna historia que quieras compartir con nosotros? Estamos impacientes por leerla; déjanos un comentario. Estos artículos y muchos otros los podrás encontrar en The Pets. Imágenes: PixabayPexels | 123RF

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí