¿Es una extravagancia convertir en joya las cenizas de mi mascota?

105
Convertir en joya las cenizas de mi mascota

Convertir en joya las cenizas de mi mascotaNo necesariamente. Un psicólogo especializado en duelos explica dónde está la frontera entre “legítimo” esnobismo y consuelo emocional. Convertir en joya las cenizas de una mascota es un proceso sencillo, aunque no apto para todas las economías.

El duelo es necesario. Cuando perdemos a nuestra mascota sentimos pena, dolor, angustia… Se trata de un proceso psicológico universal. José Luis Cifuentes, psicólogo clínico con más de diez años de experiencia, explica que “a través de la experiencia emocional del duelo nos adaptamos a la nueva situación, pero no existe un único modo de superar la pérdida. Se sabe que entre un 10% y un 20% de personas encontrarán serias dificultades para lograrlo”.

EL IMPACTO PSICOLÓGICO QUE SE SUFRE TRAS LA MUERTE DE UNA MASCOTA ES EQUIPARABLE AL QUE SE VIVE TRAS UNA PÉRDIDA HUMANA

SU DESAPARICIÓN DUELE TANTO COMO LA DE UN FAMILIAR

Un estudio publicado en la revista científica Family Process señala que el 85% de los dueños de perros sufre tristeza cuando muere su mascota; suponemos que el 15% restante debe tener las emociones rancias o en estado de descomposición. ¡Pobres almas! Mucho más relevantes son las conclusiones de otro estudio realizado por el departamento de Psicología de la Universidad de Nuevo México, y publicado en la revista científica Perspectives in Psychiatric Care, donde se señala que el impacto psicológico de la muerte de un perro puede ser tan doloroso como la pérdida de un familiar.

Cifuentes explica a The Pets que el proceso de duelo que se atraviesa tras la pérdida de una mascota dura entre 6 meses y un año, estando la media en los 10 meses, y “todo recurso capaz de ayudarnos a sobrellevarlo es legítimo”. Cifuentes también alerta de que socialmente se espera que la pérdida de una mascota conlleve un duelo leve y que la persona se recupere pronto, una presión que “podría desencadenar el desarrollo de un duelo complicado o no resuelto”.

HACER DUELOS EN LA INTIMIDAD ALIVIA EL DOLOR

La usencia de ritos funerarios tampoco ayuda. Es cierto que existen cementerios de animales de compañía y unos 35 hornos de cremación de animales en España, pero la ausencia de actos de conmemoración dificulta el duelo. Cifuentes recomienda “hacerlo en la intimidad, del modo que cada familia convenga. Estos actos son muy terapéuticos”.

Susana Chacho, veterinaria asesora de The Pets, ha practicado la eutanasia a varias mascotas. Generalmente llama a los dueños unas semanas después de la pérdida para preguntar cómo se encuentran. “Algunos me cuentan que han encargado una pulsera con el nombre del animal o que se han hecho un tatuaje conmemorativo. La mayoría suele conformarse con revisar fotografías y enmarcar las mejores. En ocasiones sí me han preguntado sobre la posibilidad de convertir en una joya las cenizas de una mascota. Suelo aconsejarles que no lo hagan. Es un proceso muy caro que no todos pueden pagar. Intento explicarles que hay otros modos de recordar a su mascota sin necesidad de pedir un crédito”.

Convertir en joya las cenizas de mi mascota

EL PRECIO DE CONVERTIRLO EN GEMA

Cifuentes no opina lo mismo. “En ocasiones resulta más caro coartar este deseo. El elevado precio a pagar es también un factor compensatorio. Psicológicamente les ayuda a dar valor a su sentimiento, y esto es muy importante. Convertir en una joya las cenizas de una mascota no es ningún exceso”, explica.

200 GR DE CENIZAS O 18 GR DE PELO BASTAN PARA FABRICAR UN DIAMANTE ARIFICIAL

En The Pets hemos sondeado a varias empresas  para saber el precio del proceso. Y convertir las cenizas en diamante oscila entre los 490€ de los más económicos hasta los 18.000€ de los más grandes. Las empresas consultadas tienen tarifas dispares, y no es tan fácil saber porqué. Lo más determinante es el tamaño que se elija. Sin embargo, hemos consultado con unos joyeros madrileños que advierten que «el precio no siempre es proporcional al volumen de la gema».

Por lo general, la certificación que se proporciona con la joya es un documento propio, cuya validez es prácticamente nula. Muy pocas empresas ofrecen certificados GIA o IGI, que son los más respetados e imparciales del mundo. ¿Qué significa esto? Que nos adentramos en un sector donde embaucadores y vendedores de humo pueden hacer negocio. Confiemos en que el karma nos proteja contra los improperios que puede desatar esta –llamémosla- advertencia.

Unos conocidos joyeros madrileños explican a The Pets que “no son pocos los certificados GIA que se falsifican”, y aunque reconocen no tener datos concretos, aconsejan cautela: “una investigación arrojaría mucha luz sobre un sector que juega con los sentimientos. El proceso de trasformación de las cenizas es muy fiable, pero no podemos decir lo mismo de algunos aficionados metidos a intermediarios”, advierten mientras nos dan las gracias por mantener sus nombres en el anonimato.

ES UN SECTOR DONDE LAS EMPRESAS SERIAS LIDIAN CON EMBAUCADORES Y VENDEDORES DE HUMO. HAY QUE TENER CAUTELA

EVITAR EL FRAUDE CON (MUCHA) CAUTELA

Estos joyeros argumentan que para que las cenizas sean válidas, las incineraciones deben realizarse a un máximo de 800 grados centígrados, y los hornos de incineración deben trabajar en colaboración para evitar temperaturas superiores. “Un diamante artificial se crea a partir de carbono puro, por eso es necesario una incineración incompleta”, explican.

Sus recomendaciones pasan por organizar el proceso antes del fallecimiento del animal, evitar empresas que no sean de reconocido prestigio y valorar todos los costes adicionales, como el engarce en el anillo, la pulsera o el colgante. Cuando les preguntamos por el nombre de alguna empresa segura, se resisten; finalmente nos hablan de un grupo ubicado en suiza con servicio en España: Lonité, uno de los pocos que sí ofrece verificación GIA o IGI.

Los joyeros madrileños también aconsejan “exigir un reporte y un análisis científico que demuestre que el diamante de cremación proviene efectivamente de las cenizas de la mascota”. En caso de duda, se pueden remitir los registros y los análisis al GIA o IGI para efectuar una segunda valoración.

Convertir en joya las cenizas de mi mascotaIDÉNTICO A LOS DIAMANTES NATURALES

Para hacer un diamante artificial se necesitan al menos 200gr de cenizas o 18 gr de pelo, este último tiene una mayor concentración de carbono, indispensable para el proceso.

El tiempo de entrega está en torno a las 8/12 semanas, y el color será siempre azul, con una intensidad variable en proporción a la cantidad de boro presente en las cenizas. Sorprende que algunas empresas consultadas bajen significativamente las cantidades necesarias de cenizas o pelo para generar el diamante. También muchas ofrecen una más que notable variedad de colores, aunque en este caso no hay que alarmarse. Hay procedimientos que modifican el color sin afectar a la calidad de la gema.

Los diamantes naturales se forman en condiciones de presión extrema y altas temperaturas durante un proceso que dura millones de años. Los laboratorios recrean artificialmente estas condiciones para convertir en diamante el carbono de las cenizas o del pelo en apenas unos meses. El resultado tiene las mismas propiedades físicas y químicas que uno natural. A simple vista es imposible reconocerlo.

CADA CULTURA TIENE SUS MOTIVOS  

En EEUU, esa maravillosa tierra de excesos, las empresas dedicadas a este sector han proliferado en los últimos años al calor del exhibicionismo. Sin embargo, algunos países de Oriente Medio son también grandes consumidores de este tipo de joyas, aunque lo hacen en silencio. La razón estriba en que los orientales vinculan la pureza del diamante con la eternidad, y no están dispuestos a dejar en el limbo a sus queridas mascotas. ¡Faltaría más!

Además, hablamos de países con una riqueza per cápita que puede permitirse este gasto extraordinario con la misma naturalidad con la que muchos de nosotros pedimos un 2×1 en Macdonald. En cuanto a los americanos, las cosas cambian. A esta cultura posiblemente le mueva más el esnobismo que la eternidad. Las razones que llevan a cada uno a convertir en joya las cenizas de una mascota son diferentes en cada cultura.

» Convertir en joya las cenizas de una mascota ayuda a dar valor al sentimiento de pérdida. No es un tema económico. Se trata de algo psicológico»

En España esta práctica no está generalizada. Todo indica que pronto habrá un boom de peticiones para convertir en joya las cenizas de una mascota, o al menos eso avanzan nuestros joyeros, que argumentan que «las joyas cuentan historias, y todos los amos han vivido una bonita historia de amor con sus mascotas. Lo lógico es que este sector comience pronto a despegar en España. En el Norte de Europa ya lo ha hecho. Concretamente en Suecia ya es una práctica muy normal desde hace varios años».

¿ES LEGÍTIMO HACERLO POR OSTENTACIÓN?

José Luis Cifuentes no ve nada ilícito en la exhibición de estas gemas. “No entiendo la crítica a quienes las lucen por presunción. Vivimos en un mundo afectado, vanidoso, y eso abarca todos los ámbitos. Si alguien ha convertido a su loro en una gema y quiere presumir de haberlo hecho, adelante. No hay nada malo en ello”, asegura el psicólogo.

Susana Cacho, sin embargo, es menos tolerante: “que no se vea estrambótico convertir en diamante las cenizas de una mascota solo para presumir, me da que pensar. Es peligroso normalizar estos comportamientos. La gente sufre mucho cuando pierde a sus mascotas, y que exista un porcentaje que banalice la pérdida hasta este punto, es casi amoral. No es razonable”, opina esta veterinaria.

SI ALGUIEN HA CONVERTIDO A SU LORO EN UNA GEMA Y QUIERE PRESUMIR DE ELLO, ADELANTE. NO HAY NADA QUE CRITICAR

Sin embargo, Cifuentes replica que “razonable es un adjetivo poco excitante para las personalidades ostentosas, que se extralimitan con toda intencionalidad. Sin embargo, este juego psicológico y social es legítimo y no está reñido con el amor que han podido sentir por sus mascotas”. ¿Y tú qué opinas?

 

 

¿Tienes alguna historia que quieras compartir con nosotros? Estamos impacientes por leerla; déjanos un comentario. Estos artículos y muchos otros los podrás encontrar en The Pets. Imágenes: Cottonbro, Iamngakan, Jonathan Borba, KoolShooters, Maria Orlova, Matheus Bertelli y Turgay Yıldız en Pexels 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí