El ABC de las aves de jaula

Así se cuidan loros, ninfas, cacatúas, periquitos y otras aves domésticas

El ABC de las aves de jaula

¿Sabes que las aves comen garbanzos? ¿Qué las cacatúas se adiestran? ¿Qué la temperatura de un pájaro es de 41ºC? Marga Vallejo, una ornitóloga muy friki que lo sabe todo sobre especies aladas, nos explica cómo hay que cuidarlas, porque «necesitan rutinas, cariño y atención veterinaria«. ¿Obvio? No. Según Marga, «muchos creen que los pájaros se cuidan solos».

 

¿QUÉ ENFERMEDADES SUELEN SUFRIR LAS AVES DOMÉSTICAS?

Si come mal, enfermará. Un pájaro no puede tomar solo dietas comerciales. Son preparados muy grasos que, a la larga, pueden alterar el hígado y los riñones. Tampoco proporcionan todas las vitaminas que necesitan. Un dato significativo es que el 70% de los males se deben a una mala alimentación.

La segunda dolencia más común surge cuando el pájaro se aburre tanto que comienza a arrancarse las plumas. Este trastorno afecta sobre todo a los loros. Las infecciones respiratorias también son frecuentes cuando la jaula está en lugares húmedos, entre corrientes de aire o en zonas mal ventiladas.

 

¿CUÁNDO HAY QUE ACUDIR AL VETERINARIO?

Como poco una vez al año. Y siempre que el pájaro esté triste, haya perdido el apetito o reaccione de modo anómalo a los estímulos externos. Si el pájaro mueve la cola de forma extraña y regurgita, también. ¡Y rápidamente! Los pájaros tienen una actividad metabólica muy alta, con 41 ºC de temperatura corporal, con más de 250 pulsaciones por minuto y con un gasto de glucosa (energía) superior al de los mamíferos. Cualquier alteración en estos parámetros pone su vida en peligro. Hay centros veterinarios especializados en Madrid, Valencia, Barcelona, Sevilla y otras provincias.

 

¿CÓMO HAY QUE ALIMENTAR A UN PÁJARO DE JAULA?

Aunque la dieta varía de una especie a otra, todos necesitan, además de su mezcla comercial, frutas y verdura a diario. Lo ideal es que la dieta de los ejemplares más grandes, como el loro, tenga entre un 40% y un 50% de producto fresco. Los más pequeños, como el canario, estarán bien con un 20%. También conviene darles dos veces por semana un puñadito de legumbres (lentejas y garbanzos) … pero sin chorizo, por favor. Solo cocidas en agua sin sal.

LOS CANARIOS SON FÁCILES DE CUIDAR, PERO MEJOR EN PAREJA

Para garantizar un buen aporte de vitaminas, sobre todo en épocas bajas, bastará con poner en el bebedero zumo de frutas. ¿Algún alimento prohibido? Sí, el aguacate, los dulces, las semillas de frutas y todo lo que dicte el sentido común.

Respecto a los lácteos, pequeñas cantidades de yogur y quesos blancos sin grasa no les hacen mal. También les vendrá bien comer un huevo duro semanal, frutos secos al natural y pasta y arroz a discreción, todo cocido en agua sin sal.

 

¿CUÁLES SON SUS OTRAS NECESIDADES?

Una jaula espaciosa, con varias perchas diferentes y siempre limpia. En la suciedad proliferan agentes patógenos peligrosos para todos. Algunas enfermedades (y muy graves) se contagian al hombre. Conviene forrar el suelo con productos específicos y poner un hueso de sepia para que se lime el pico.

¿EL AVE ESTA TRISTE O INAPETENTE?, ¡AL VETERINARIO!

Los pájaros necesitan también luz y ambientes ventilados. Pero ojo a las corrientes de aire, les hacen mucho daño. La desparasitación anual, interna y externa, es otra obligación. También tienen necesidades afectivas.

¿El mejor consejo? Comprar una pareja. La soledad no es buena para los pájaros. En cualquier caso, necesitan interactuar con sus amos. Por último, vigilar que siempre tienen agua fresca y poner a su disposición algún juguete también es importante.

 

¿DÓNDE COMPRAR UN PÁJARO CON GARANTÍAS?

Nunca a un particular. Visita varios comercios y califica su higiene. Por debajo de ocho, mal asunto. No obstante, una jaula sin rastro alguno de comida o excrementos tampoco es buena señal, podría estar poco alimentada.

¿BUSCAS UN PÁJARO CANTOR? HAZTE CON UN JILGUERO

Cuando hayas elegido tu pájaro, no te precipites. Lo más prudente es observarlo durante varios días y comprobar que su salud es buena: plumaje liso y ordenado, sin costras ni calvas. Los movimientos deben ser ágiles y su actitud curiosa, muy pendiente del mundo que le rodea. Nada de ejemplares taciturnos, con legañas o de apariencia alterada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí