Perros con voto de silencio: razas que no ladran

Ejemplares naturalmente silenciosos

¿Razas que no ladran? No, pero sí ejemplares que solo lo hacen si encuentran una buena razón para ello. Algunos tienen una historia llena de mudas anécdotas, otros son famosos por su dulzura y unos cuantos están considerados, paradójicamente, excelentes guardianes. Todos ellos se mantienen en silencio, con naturalidad. Sin forzar. Saber cuáles son las razas que no ladran, o ladran (muy) poco, es fácil: sigue leyendo.

 

Dogo de Burdeos

El grandullón que sabe callar 

Dogo de Burdeos, entre las razas que no ladranA pesar de su aspecto, algo desafiante, los cachorros de Dogo de Burdeos ocupan el noveno puesto en nuestra encuesta sobre los cachorros más bonitos del mundo. Un mérito que se une a otro aún mayor: se trata de una de las razas más dulces y cariñosas de cuantas existen. Lo decimos en The Pets y lo dicen los expertos.

“Algunos desaprensivos han utilizado su fortaleza para hacerlo competir en peleas caninas. Sin embargo, es una raza cordial y sensible como pocas. Las peleas son contrarias a su naturaleza apacible”, explica Amador Patiño, gran estudioso de esta raza.

Dogo de BurdeosSus orígenes son muy discutidos, pero se sabe que los carniceros de la región de Burdeos lo utilizaban como animal de tiro. Y hacían bien, porque la necesidad de estar junto a su amo siempre ha sido muy superior a su fortaleza, y aunque entre ambos mediaran los filetes de ternera, había cercanía. El Dogo de Burdeos necesita “tocar amo”. La soledad le hace más daño que una legión de pulgas. “Si no se siente querido, enfermará”, asegura Patiño.

Lleva muy mal los castigos y su defecto más evidente es la glotonería. Como buen moloso, tiene los nervios templados y es difícil verlo alterado. Aunque está entre las razas que no ladran, o ladran poco, sí lo hará en caso de encontrar una buena razón para ello. En este caso, emitirá un ladrido corto, seco y profundo que helará la sangre de cualquier intruso malintencionado. Su esperanza de vida es corta, apenas supera los ocho años. Más información: Club Español de los Molosos de Arena.

BASENJI

No ladra, canta

E

ste pequeño -y casi mudo- animal se pasea por el mundo desde hace más de 5.000 años. Su figura está grabada en pinturas rupestres, papiros y tumbas de faraones. No sabemos por qué este perro de origen africano ha llegado a nuestros días con costumbres casi felinas, pero sí se puede afirmar que no existe en el mundo perro más limpio, sigiloso y reservado que el Basenji. En este trabajo recibe el apodo de la mascota de D. ordenado. Y es que estamos ante el único can que limpia su cuerpo a diario, no desprende olor alguno, ni suelta pelo. Y tampoco ladra. Sí, podemos afirmar que ocupa el primer puesto entre las razas que no ladran.
El basenji ocupa el podium entre las razas que no ladran

Lo cierto es que no sabe ladrar. Solo cuando le molestan responde con una especie de canto tirolés que modula a su antojo. Su mutismo está acorde con ese carácter reservado y sigiloso que le caracteriza. En definitiva, un compañero ideal para los amantes del silencio. Su esperanza de vida ronda los 13 años. Más información: Basenji Club of America 

GALGO ESPAÑOL

Cazador, pero poco ladrador

Entre las razas que no ladran está el Galgo español

Es tan delgado y ágil que un primer golpe de vista podría hacer pensar que es inquieto como una lagartija. Nada más lejos de la realidad. Tras una jornada de trabajo (no hay que olvidar que el Galgo Español es un corredor y un cazador nato), se tumbará plácidamente a los pies de su amo, al que demostrará obediencia y respeto eternos. 

Su carácter es confiado, sereno y tranquilo, y necesita un hogar acorde con este temperamento. Su familia debe vivir en un ambiente agradable, discreto e íntimo; el bullicio solo lo lleva bien de cuando en cuando, es dosis pequeñas.

En cuanto a la frecuencia de sus ladridos, señalar que se trata de un animal casi mudo. Es una raza que no ladra; solo se permite hacerlo en plena faena. Es decir, cazando o persiguiendo alguna presa escurridiza. Si se le procuran unas dos horas de ejercicio diario, será un magnífico compañero de piso. Se lleva muy bien con sus congéneres y acepta vivir con más animales. Más información: Club del Galgo Español.

Juanma y su galgo

 

Juanma, en Ellos y Ellas, nos habla de su cachorro de Galgo Español, dejando claro que esta raza “corre muchísimo, pero duerme aún más”, lo que también le ayuda a lograr un puesto de honor entre las razas que no ladran, o ladran poco.  

Bichón Maltés

Dicen que ladro… pero no es verdad

El Bichón Maltés se incluye entre las razas que no ladran Esta pequeña caja de bombones, como algunos lo llaman, parece que tiene efectos relajantes y hasta terapéuticos. Cuentan que los antiguos médicos egipcios (su tierra madre es Egipto, e Italia su orgullosa madrastra) lo recomendaban para paliar los efectos de cualquier enfermedad. María Valdivia, una joven psicóloga del siglo XXI, explica que “hoy se sabe que acariciar perros de pelo largo disminuye el estrés y tiene cierto efecto antidepresivo. Si el animal es, a su vez, dulce y cariñosos -continúa Valdivia-, los lazos que creará con el enfermo sí podrían ayudar a sobrellevar mejor la enfermedad”.

El Bichón Maltes tiene, además de dulzura, costumbres silenciosas, limpias y suaves. Su paciencia es infinita y, si recibe la atención que necesita, su mutismo no defraudará ni a la orden contemplativa de los cartujos, que penaliza hasta el susurro.

El Bichón Maltés ladra pocoPosiblemente muchos lectores pongan cara de póker mientras murmuran que internet está lleno de artículos que lo tachan de ladrador y excitable. Alberto Sanchís, gran conocedor de la raza y criador ocasional, pone blanco sobre negro. “El Maltés tiene todo el derecho estar entre las razas que no ladran. Solo se convertirá en un perro ladrador cuando se le priva de estímulos o no le hace caso. En condiciones normales es silencioso, y solo se alborotará ante la presencia de extraños o de alguna amenaza”. Concluyendo: si lo dejas solo, no juegas con él y pasas de darle cariño, responderá con una fanfarria de ladridos. ¿Por qué? “Es su modo de llamar la atención y reclamar la mirada del amo -explica Sanchís-. De ahí que algunos se rasguen las vestiduras cuando afirmo que entre las razas que no ladran también es obligado hablar del Maltés».

En extremo opuesto estarán los ejemplares que sí son bien mirados por su dueño. En estos casos, será un compañero tranquilo, perfecto para hacer compañía a personas solas y cariñosas, ancianos, niños y adultos enfermos. Otras de sus ventajas son que no suelta pelo, es fácil de educar y su esperanza de vida supera los 15 años. Más Información RSCE y Club Español del Bichón Maltés.

SHETLAND

¡No me grites! 

Parece un Collie de pelo largo, pero no lo es. Es un perro pastor originario de las islas escocesas de Shetland. Y aunque su talla apenas supera los 37 cm, es un excelente Sheltand es también una de las razas que no ladran guardián. Se muestra muy receloso con los extraños y vigila su territorio como una madre a sus cachorros. No es ladrador, pero si algo o alguien amenaza su espacio, sabrá dar la voz de alarma con eficacia. Si un Shetland ladra, algo está a punto de ocurrir, y no precisamente bueno.

Entre las necesidades de este Collie en miniatura hay una especialmente importante: no soporta los gritos. Los aficionados a la fiesta, el bullicio y la música a todo trapo son incompatibles con esta raza. El Shetland adora el silencio, la vida hogareña, las caricias y corretear a campo abierto. Se lleva muy bien con los niños, no tiene reparos en compartir casa con otros animales y aprende rápido. Su esperanza de vida está en 13 años. Más información: Collie Clud de España

 

OTROS PERROS QUE LADRAN (MUY) POCO

Galgo Italiano Carácter encantador e instinto guardián nulo.

Shih Tzu  Algo cabezota y reservado. Solo ladra si hay peligro a la vista.

Pug Tranquilo y dócil. Poco aficionado a ladrar. También lo llaman Carlino.

Dogo Alemán Un bonachón que adora la tranquilidad y los niños. No emitirá un solo ladrido, aunque le hagan mil perrerías.

Eurasier Sensible y pésimo guardián. Ladra ocasionalmente.

Bloodhound Cabeza arrugada, párpados caídos, orejas colgantes y garganta (casi) muda. Costumbres silenciosas y buen carácter.

Buldog Frances  Es fácil de cuidar. Pocas exigencias. Cariñoso y sociable. Ladrido moderado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí