Dicen que el Dogo de Burdeos es el mejor perro guardián de este mundo, y de cualquier otro si lo hubiera. Carácter firme, potencia, equilibrio y decisión son sus mejores bazas, pero no solo para proteger a los suyos. El Dogo de Burdeos es, también, un magnífico perro de familia. Pocas razas son tan completas como este francés de ojos dulces y corazón templado.

E n 1863 el Dogo de Burdeos sale del anonimato. Y lo hace a lo grande. En París. En la primera exposición canina de la historia francesa. Los asistentes quedan boquiabiertos. Nadie hasta entonces había visto a un can de 50 kg de peso y con cara de tan pocos amigos pasear sus músculos por el Jardín des Plantes de París, donde se celebró la exposición.

HIJO DE GUERREROS

Albertina Marcos, criadora, nos explica que el Dogo de Burdeos es más antiguo que Matusalén. “Hay datos que lo hermanan con los perros de batalla que los bárbaros trajeron consigo al invadir el imperio romano”. Es decir, hay que remontarse al siglo III para bucear en sus ancestros. Y así lo hemos hecho. Esto es lo que hemos averiguado.

Uno de estos pueblos bárbaros, el Alano, se hacía acompañar de auténticas bestias de combate. Perros belicosos y valientes como toros. Preparados para hacer trizas al enemigo y defender a los suyos a dentellada limpia. “Aquellos perros eran despiadados y mortales. Maquinas programadas para vencer en batalla”, explica Albertina.

El Dogo de Burdeos no ladra. Es una raza  silenciosa y tranquila

Dogo de BurdeosMás tarde, hacía el siglo V, cuando los invasores se fueron de tierras galas, los perros dejaron de recibir –digamos- entrenamiento militar. Y entonces comenzaron a vagar a sus anchas. Se cruzaron con razas locales y surgieron ejemplares perfectos para cazar grandes presas, participar en peleas contra toros y tirar de carros pesados. En resumen: se convirtió en perro de tiro, de caza y de pelea. Casi nada.

Con el tiempo, la cría selectiva con otras razas (Buldog Inglés y Mastiff) definió las características de este moloso de aspecto imponente y trote ligero. “Así es –explica Albertina-. A pesar de su corpulencia, es un perro ágil. No es un atleta, de acuerdo, pero tampoco es un moloso típico”, asegura la criadora.

Su necesidad de ejercicio es baja. Tres paseos AL DÍA de 15 minutos son sufIcientes 

EL MENSAJE DE SUS OJOS

Dogo de Burdeosl a primera impresión que produce un Dogo de Burdeos adulto da cierto susto. “Es un perro imponente. Poderoso, musculado, de aspecto fiero. Sin embargo, echa un vistazo a sus ojos. ¿Qué ves?”, pregunta Albertina para responder sin vacilar: “Ternura, fidelidad y entrega. El Dogo de Burdeos combina poderío, afecto, valentía, equilibrio… Hay pocas razas tan completas como él”, concluye la experta.

Es cierto que al Dogo de Burdeos no le faltan atributos para provocar inquietud. Al punto de que algunos le atribuyen la condición de guardián del infierno. El historiador uruguayo Alberto Menduce nos lo aclara: “Según la mitología griega y latina, existe un perro con tres cabezas llamado cancerbero que custodia la entrada al reino de las tinieblas. Y si observamos bien su representación, veremos que hay algún parecido físico con el Dogo de Burdeos, el suficiente para que algunos digan que el perro de Hades, el dios del inframundo, es uno de sus ancestros. Pero no es cierto. El cancerbero no se inspira en raza alguna. Su lejano parecido con el Dogo de Burdeos es casual”.

La esperanza de vida de este moloso es de diez años

EL BUEN GUARDIAN

Cuesta creer que la ternura que derrochan los cachorros de Dogo de Burdeos se esfume con la edad. En su primera infancia tienen un aspecto delicioso. Su cara está llena de arrugas y lucen unos ojos que derrochan ternura y bondad. “Su mirada conquista. Pero lo mejor es que no cambia –explica Albertina Marcos-. Aunque su cuerpo se haga fuerte y poderoso –continúa-, los ojos permanecen en la infancia. Son el espejo de un alma adorable”.

¿Cómo es en verdad el Dogo de Burdeos?  “Tranquilo y equilibrado”, asegura Marcos Penalva, criador argentino con varios campeones salidos de su núcleo zoológico de Buenos Aires. “Los ejemplares de hoy día no tienen mucho en común con sus belicosos ancestros”, asegura Penalva. Aquellos brutos han limado asperezas y malas pulgas gracias a una cría rigurosa y responsable. Estamos, según Penalva, “ante una raza muy equilibrada. Un guardián excepcional que sabe bien cuándo y cómo actuar”.

Su pelaje es corto, fino y suave, de precioso color rojizo. ¡Acariciarlo es una gozada!

SOCIALIZAR, PREMIAR Y PASARLO BIEN

E l Dogo de Burdeos no se mete en líos. No es un matón. Es un estratega de mente ágil. Decidido, valiente y poderoso. Jamás actúa de modo sanguinario, salvo que haya sido entrenado para ello. “Es peligroso descuidar su educación. Necesita un adiestramiento coherente, basado en el refuerzo positivo. Lleva muy mal el castigo. Los gritos, los tirones de correa, los cachetes… no funcionan con él”, advierte José Luis Sánchez, adiestrador a domicilio en la Comunidad de Madrid.

eN LOS pliegues de su cara SE ESCONDEN baterias e impurezas. hAY QUE LIMPIARLOS A DIARIO 

De un vistazo


Peso
: entre 45 y 50 kg las hembras. Los machos, de 50 a 55 kg
Alzada: de 57 a 68 cm las hembras. Entre 59 y 70 cm los machos
Temperamento: Cariñoso, tranquilo y muy apegado a su dueño. Excelente perro de guarda y defensa, pero también gran perro de familia. Se lleva  bien con los niños, pero mal con otras mascotas.
Precio: Puedes encontrarlos con pedrigree desde 700€
No olvides que: Necesita un adiestramiento coherente, basado en el refuerzo positivo. Con él no funcionan los castigos. Ojo a su socialización.

Más información: Club Español de los Molosos de Arena (CEMA). Real Sociedad Canina de España (RSCE)
Estándar racial: aquí

Los consejos de Sánchez para educar a un Dogo de Burdeos son tres: “socializar, premiar y pasarlo bien”. Solo una educación amable y comprensiva harán de él un perro virtuoso. Está lleno de cualidades. Es un magnifico perro de guarda y defensa, leal y fiel, de temperamento equilibrado y mente despierta.

POCO LADRADOR

El Dogo de Burdeos es un perro muy apegado a su dueño. Sociable y juguetón, pero también valiente, aunque poco ladrador. “No necesita ladrar –asegura Sánchez-. Su sola presencia amilana a cualquiera. Hasta Juan sin Miedo temblaría”, asegura el criador con cierta guasa.

¿Su relación con los niños? Magnífica. No podemos decir lo mismo de sus congéneres, con los que se muestra dominante y territorial. Sólo si ha crecido con otros perros o mascotas la convivencia es posible.

Un ejemplar de Dogo de Burdeos adulto jamás aceptará compartir techo con otro animal recién llegado. La bronca está asegurada. Y la sangre, también. Y no, no es un perro agresivo. Solo es un animal territorial. Fiel guardián de su castillo. Servidor de su rey y celoso de su entorno.

ASÍ ES SU SALUD

Dogo de Burdeos¿Es el Dogo de Burdeos un perro con buena salud? “No exactamente”, responde Susana Cacho, veterinaria asesora de Thepets.es. “Tiene predisposición a sufrir displasia de cadera y torsión de estómago. Para evitar esta última, hay que dividir su ración diaria – entre 750 y 900 gr/día de pienso seco – en varias tomas. Y también hay que evitar dársela poco antes o después de hacer ejercicio”, aconseja Cacho.

Dogo de BurdeosTambién es propenso a los problemas cutáneos y al sobrepeso. “Su apetito es voraz”, apunta nuestra asesora. Los problemas oculares y las enfermedades cardiacas son comunes en algunas líneas. “Otro aspecto a tener en cuenta es que el Dogo de Burdeos babea más que un servidor frente al strudel de mi abuela. Su tendencia a sembrar babas por toda la casa puede que sea inconciliable con ciertas personalidades.

Para comprobar tu grado de compatibilidad, echa un vistazo a los belfos colgantes del Dogo de Tom Hanks en el tráiler de Socios y sabuesos. Pues bien, ahí el perro está muy comedido. La realidad es algo más húmeda…

Suso, el guardaespaldas de Cris

“¿Mujer sola que necesita protección? Esa soy yo. Vivo en medio del campo. El vecino más próximo está muy lejos y la red wifi funciona a ratos. A veces el miedo me cala los huesos… ¡Miento! Eso era antes de tener a Lolo, el Dogo de Burdeos más espléndido que hay sobre la tierra. Lolo es estupendo. Nos adoramos. Lo compré porque me dijeron que no hay perro de guarda más eficaz. No sé si es una exageración. En cualquier caso, me importa poco. Tengo la certeza de que, llegado el caso, mi chico me defendería con su vida. Lolo es mi guardaespaldas, mi Rocky Balboa, mi Capitán Trueno. Solo tiene un defecto. Y no son las babas. ¡Ronca muchísimo!”

 

Cris Villanueva (Ciudad Real, España)  

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí