¡No seas brusco si me quieres adiestrar!

11

Gritar y regañar con brusquedad a tu mascota para adiestrarla no es buen idea. Así lo atestigua un estudio publicado por la revista Plus One. El entrenamiento de perros de compañía basado en estímulos aversivos, es decir, aquellos que producen sensaciones desagradables, repercuten negativamente en el estado mental de la mascota a largo plazo, generando efectos como el estrés. Es mejor hablarlos con dulzura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí