Aliviar el dolor en gatos y perros

21

El dolor en perros y gatos no es diferente al de los humanos. Todos los organismos utilizan el dolor como señal de alarma. Cuando algo no marcha bien, se activan unos mecanismos que avisan al cerebro del problema, y éste se apresura a lanzar la voz de alarma mediante impulsos dolorosos.

Es importantísimo detectar pronto el dolor en perros y gatos para poner fin al sufrimiento lo antes posible. ¿Cómo? No pasando por alto comportamientos extraños, la resistencia al movimiento, los gimoteos, el exceso de salivación, los arrebatos de mal humor, la falta de apetito, el estreñimiento … Todos estos síntomas cursan, por lo general, con dolor de mayor o menor intensidad.

Como curiosidad, señalar que la Universidad de Montreal (Canadá) elaboró en 2020 una guía de muecas felinas para saber el grado de intensidad del dolor en los gatos. Porque no es lo mismo un leve dolor de estómago que un problema ocular. No pudieron crear una escala similar para los perros por las grandes diferencias entre razas. Para que lo entendamos, la mueca de un Bóxer poco o nada tiene que ver con la de un Fox Terrier.

El dolor puntual es –digamos- hasta saludable: gracias a él sabemos que hay que un problema orgánico que abordar. Sin embargo, el dolor crónico es una pesadilla, y aunque se han desarrollado técnicas para mantenerlo bajo control, aún hay mucho que hacer.

Las terapias farmacológicas, los alimentos o suplementos dietéticos, la acupuntura o el tratamiento con células madre aparecen como las líneas más destacadas, tal y como explica en este artículo la experta en la materia Karen Walsh.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí