Bichón Maltés

¡Menudo es!

1614
Bichón Maltés

Adorable, inquieto, juerguista y con un punto defensor para tomar en serio. Así es, a grandes rasgos, el Bichón Maltés. “Este no es un perro cualquiera”, advierte a media voz Pepe Hoyo, dueño de dos ejemplares cuya curiosidad se ha llevado por delante algo más que porcelanas… “Si no fuera porque es la mejor raza del mundo, no perdonaría su descaro. ¡Mis bichones son unos fisgones!”, asegura Hoyo mientras sus hijos persiguen esas dos bolas blancas con patas a las que «¡fijo que no van a dar caza!», sentencia 

El Bichón Maltés de un vistazo

 

Peso: de 3 a 4 kg.
Alzada: de 20 y 25 cm.
Esperanza de vida: 12-14 años..
Temperamento: vital, alegre, curioso y protector. Cariñoso con toda la familia, en especial con los niños. 

Precio: desde 900 euros.

No olvides que: tiende a sufrir luxación de rótula. También son habituales los problemas en los conductos lagrimales. Mantén sus ojos libres de pelo y utiliza, si fuese necesario, un limpiador especial.

 

Más información: Club Español del Bichón Maltés, Real Sociedad Canina de España (RSCE), Bichon Frisé Club of América, American Kennel Club.

Dicen que el Bichón Maltés es una raza con historia. Hay quien sitúa su origen en Egipto. Allá por el 2.000 a.C. Aunque intentar reconstruir con rigor su trayectoria es un reto colosal, casi tanto como averiguar de dónde vienen los primeros homínidos.

En octubre de 2021 The New York Times lo intento. Y publicó un sesudo artículo que terminó por concluir que el Bichón Maltés actual poco tiene que ver con los perros que conocieron los antiguos egipcios, los romanos imperiales e incluso los más recientes renacentistas.

«¿Nuestro Bichón Maltés de hoy no desciende, entonces, de los perros de los faraones?”, se preguntaba recientemente la prestigiosa genetista Elaine Ostrander. “Por desgracia, así es. La raza actual es el resultado de combinar y mezclar distintas razas surgidas después de la Segunda Guerra Mundial”, respondía.

.

Bichón MaltésLo que sí sabemos es que el apellido “Maltés” no es un topónimo de la isla de Malta. En realidad significa “puerto”. Y es que su primer empleo conocido fue dar caza y muerte a las ratas que llegaban en las bodegas de los barcos que recalaban en Italia. ¡No sabía entonces este pequeño devorador de roedores la grandeur que le esperaba!

LA RAZA SUFRIÓ CRUCES QUE A PUNTO ESTUVIERON DE DEJARLA TONTA Y ENANA

Un perro ‘high society’

entre las mujeres ricas de principios del XIX surgió la moda de usarlo como complemento. Sí, has leído bien. Todas querían lucir un Bichón Maltés en sus pecheras. Y también en sus brazos, a modo de calienta-manos. Las ricas damas exigían ejemplares cada vez más pequeños y tranquilos. Y como los ricos mandan, la raza sufrió cruces que a punto estuvieron de dejarla tonta y enana.

Bichón MaltésEn la Inglaterra de la época victoriana (1837-1901), por ejemplo, cundió el empeño de crear un Bichón “de bolsillo”. Y hay crónicas que nos hablan de ejemplares del tamaño de una ardilla. Menos mal que aquellos tortuosos experimentos se frenaron para dar paso a cruces más acertados, con perros Caniche y Spaniel, que dieron a luz al Bichón Maltés actual.

Qué bello es vivir contigo

Marilyn Monroe con Maf, su Bichón Maltés

Hoy día es una de las razas más populares. Tiene – y tuvo- millones de fans en todo el mundo, desde la mítica Marilyn Monroe hasta las actuales Sara Carbonero o Ana de Armas. Pasando por ti, que ahora estás leyendo Thepetes.es, y los próximos que nos leerán.

¿De donde le viene tanto sex appeal? María Valdivia, psicóloga y colaboradora de Thepets.es, trata de explicarlo. “Es bonito, simpático, descomplicado y super alegre. ¿Puede pedirse más? Si ves un Bichón Maltés por la calle te das la vuelta ¡Son ideales! Y eso satisface el ego del amo. Además, es una raza sin grandes exigencias. Algo osada, eso sí, aunque también es un punto a su favor. Las mascotas cobardes o temerosas producen rechazo. Si a todo lo dicho añadimos que lleva bien la falta de tiempo de los working dog owner, ya está resuelta la ecuación. ¿Sex appeal? Yo creo que el Bichón Maltés se adapta a las exigencias de una sociedad a la que le gusta presumir y pasarlo bien”, concluye la psicóloga Valdivia.

«NO LEVANTAN UN PAMO DEL SUELO, PERO TIENEN EL EGO DE UN MASTÍN»

Son como niños

Cooper es un Bichón Maltés de poco más de tres meses de edad
Balta con su Bichón Maltés, Cooper

Atodas las cualidades ya descritas hay que añadir una más: es el perro familiar por excelencia. Y aunque cautiva a niños y mayores por igual, los más pequeños se vuelven locos por él.

Es el caso de Balta, un chaval de nueve años que ya no se separa de Cooper, su Bichón Maltés. “Él y sus hermanos se lo pasan en grande jugando con él. Hacen más ejercicio. Ven menos tecnología y creo que son -somos- un poquito más felices”, aseguraba su madre, Nati, en un reportaje de The Pets.es.

Pepe Hoyo, dueño de dos Bichones y padre de cinco hijos, añade que “es la mejor raza del mundo. “Su ternura es infinita, y su osadía con los extraños también. ¡Es super divertido! Mis hijos pasan horas jugando y corriendo tras ellos. Son dos hermanos más”.

Pepe solo tiene buenas palabras para esta raza, hasta que le preguntamos si es verdad que son tan intrépidos como dicen. “No levantan un palmo del suelo, pero tienen el ego de un Mastín», responde Pepe para seguir contando que son tan osados como curiosos. «Meten su hocico en todas partes. Los míos la han liado parda demasiadas veces. Son muy fisgones y hay que controlarlos”, aconseja.

Sea como sea, al Bichón Maltés virtudes no le faltan. Una especialmente interesante es que se trata de una traza poco ruidosa. Perfecta para vivir incluso en zonas con vecinos adictos al silencio y la tranquilidad. Así nos lo contaba Alberto Sanchís, gran conocedor de la raza , en un reportaje sobre las razas menos ruidosas: “El Maltés tiene todo el derecho a estar entre las razas que no ladran. Solo se convertirá en un perro ladrador cuando se le priva de estímulos o no se le hace caso. En condiciones normales es silencioso, y solo se alborotará ante la presencia de extraños o de alguna amenaza”.

Es una raza poco ladradora, salvo que intuya alguna amenaza 

Mucho ojito…

 

Bichón MaltésOtra de las características del Bichón Maltés es que tiende a crear una relación especial y protectora con su dueño preferente, sea niño, adulto o anciano. ¡Ay del que ose tocarle un pelo a su humano favorito! El Maltés, normalmente juguetón y simpático, se convertirá en un celoso guardián de armas tomar.

La etóloga Elsa García nos alerta al respecto: “Tiene un marcado instinto de protección hacia las personas que integran su núcleo más próximo. Por eso resulta vital poner límites a este instinto. Y socializar es la clave. Su natural inteligencia hará el resto. Al cachorro no le costará aprender a quién tiene que ladrar y a quién no”.

«SE ADAPTA A LAS EXIGENCIAS DE UNA SOCIEDAD A LA QUE LE GUSTA PRESUMIR Y PASARLO BIEN»

Con el mundo por montera 

La necesidad de dejarle claros ciertos límites también tiene que ver con su insaciable curiosidad. Le priva husmear todo lo que esté en su radio de acción. Y si no está al alcance de su menuda figura, se las ingeniará para alcanzar su objetivo, incluida la delicada vajilla de porcelana de la alacena que nos dejó en herencia la abuela…

Pero tranquilo, que hay solución para todo: si quieres saber más sobre cómo educar y poner límites a tu cachorro, consulta este trabajo de The Pets. Y si ya es un viejo resabiado al que no hay modo de meter en vereda, mejor lee este otro reportaje.

Con melenas y a lo loco

Lavar y cuidar el pelo largo, fino y sedoso de un Bichón Maltés es todo un arte. Y como todo arte, se basa en técnicas. Estas son: 

  • No abusar de los baños, ya que alterarían su equilibrio natural. Una vez al mes puede ser suficiente. Para que los flecos luzcan limpios, elimina la suciedad siempre que sea necesario con un paño ligeramente enjabonado y cepíllalos con frecuencia. No uses toallitas de bebé ni similires. 
  • Evita meterlo en la bañera. Es una raza pequeña. Mejor en el fregadero. O en una bañera pequeña dentro de la bañera normal.
  • Cepíllalo antes de mojarlo. Así evitarás enredos muy difíciles de arreglar con el pelo empapado.
  • Agua tibia, por favor. Si está demasiado fría o caliente, se asustará y rehuirá baños futuros Bichón Maltés
  • Una vez mojado, repartir bien el champú por todo su pelo mediante masajes. ¡Con cuidado para que no le entre en los ojos!
  • Enjuagar con generosidad y aplicar -siempre- un buen acondicionador o mascarilla.
  • Secar con una toalla, pero sin frotar. Basta con apretar la toalla sobre su pelo el tiempo necesario.
  • El último paso: cepillarlo con un peine de púas. Respecto al hábito de echarle polvos de talco para que luzca más blanco, no es bueno ni malo, siempre que se use muy poca cantidad.

Si quieres conocer más sobre modos y modas del cuidado capilar de tu cachorro, lo tienes en este reportaje de The Pets.es.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí