Samoyedo

Una de las razas más bonitas del mundo

2661

El Samoyedo es el perro más intuitivo, y también uno de los más inteligentes y empáticos que puedas encontrar. Todos hablan de su físico. Pero créenos, su belleza es interior. En este reportaje vas a descubrir cualidades que son casi una exclusiva de Thepetes.es. Lo que te vamos a contar no lo encontrarás en ningún otro lugar; salvo que nos copien, claro…

eS llama Ram y es amigo mío. Nos saludamos cada día en nuestro paseo matinal. A él le gusta olfatear mi ropa; yo adoro acariciarle las orejas. Asun, su dueña, nos mira y sonríe. Sabe que el Samoyedo solo se ‘arrima’ a buena gente”. Estas palabras son de Álvaro, un joven de edad indefinida al que su encuentro diario con Ram, un Samoyedo imponente, le está cambiado la vida.

La intuición del Samoyedo es superior a otros perrosÁlvaro trabaja en un centro de inserción social de Madrid. Está aprendiendo a controlar su impulsividad y a manejar algunos problemas cognitivos. Cada mañana, al bajar del autobús, va directo a saludar a Ram, que lo espera en un parque cercano. “De vez en cuando le doy golosinas de hurtadillas —confiesa divertido—. Es nuestro secreto. Asun es muy estricta con su dieta y no gasta mucho en galletitas…”.

SOLO LE FALTA HABLAR

SamoyedoA veces, Álvaro estruja las orejas triangulares de Ram con demasiada intensidad, “pero no pasa nada. Ram sacude la cabeza para avisar del exceso, y entonces Álvaro afloja”, nos cuenta Asun, quien también ha observado que “todas de las dificultades de interacción que Álvaro tiene con las personas desaparecen con Ram. La comunicación entre ellos fluye de un modo que yo diría que es… telepático. ¡Es como si tuvieran su propio lenguaje!”, nos explica Asun antes de confesar que «el Samoyedo es el perro más intuitivo el mundo o algo pasa. Sus capacidades rozan, a mi juicio, la ciencia ficción».

Es un animal muy sociable. No puede ser utilizado como perro de guardia

En efecto, Asun no va mal encaminada. Entre las habilidades del Samoyedo hay una muy singular: puede desarrollar códigos de interacción únicos que le permiten “hablar” con cada miembro de su clan de un modo —digamos—muy personal. Es decir, Ram no se comunica igual con Álvaro que con Asun. Y no se nos ha ido la pinza. En realidad, podemos afirmar con poco margen de error que el Samoyedo es el perro más intuitivo de la especie. Veamos por qué:

¡OJO! ESTE PERRO TE OBSERVA

Baltasar Grajo es antropólogo, biólogo y padre de dos hijos. Uno de ellos es Álvaro. Cuando su pequeño comenzó a interesarse por esta raza, Baltasar hizo lo mismo, pero de un modo mucho más profesional. Y esto es lo que concluyó: “Llevo cerca de tres años estudiando la raza y puedo afirmar que es asombrosa. Tiene una personalidad fascinante. Es Samoyedo no solo es el perro más intuitivo que he conocido, también es sumamente inteligente. Con su familia desarrolla códigos de comunicación precisos. Y lo logra estudiando —literalmente— a todos los miembros de su clan. Uno a uno. Busca su singularidad”.

Las pesquisas del antropólogo Baltasar Grajo nos sitúan ante una posibilidad fascinante y muy sugerente.

El Samoyedo es capaz de crear un código de comunicación personalizado. Y lo construye observando (leyendo) al sujeto con el que quiere comunicarse. «Con su familia desarrolla códigos de comunicación muy precisos», asegura.

¿Cabe afirmar, por tanto, que puede llegar a conocer muy bien a sus interlocutores? “En efecto—asegura Grajo—. Además es selectivo. Si alguien se muestra incoherente, falto de criterio, cruel… no habrá comunicación. Se cerrará en banda. Puede mostrarse muy elocuente con una persona a la vez que ignora adrede a otra. De ahí digan que es un animal muy suyo”, aclara Grajo con ese entusiasmo propio de quien sabe que ha descubierto algo importante.

COHERENTE Y EMPÁTICO

El perro más intuitivo podría ser el Samoyedo  ¿Podemos afirmar, entonces, que utiliza códigos distintos según a quién se dirija? No exactamente. Los códigos pueden ser los mismos, pero el modo de combinarlos no —aclara Grajo—. Un ejemplo: Ram sacude la cabeza para decirle a mi hijo que sus caricias son demasiado intensas, pero lo hace sin brusquedad. Sin asustarlo. Sin herirlo. E inmediatamente después se acurruca junto a él. De algún modo sabe que la sensibilidad de Álvaro poco o nada tiene que ver con la de Asun, su dueña. Verás por qué: una vez ella le estrujó las orejas para observar su reacción. ¿Y sabes lo que hizo? Se largó. Sin más contemplación se dio media vuelta y bye bye, ahí te quedas… Si le hace eso a Álvaro, se nos desmaya”, asegura el antropólogo.

Si no fuera porque Camina a cuatro patas, podríamos hablar de talentos “muy humanos”

Moraleja: Álvaro puede estrujar con fuerza las orejas de Ram porque Ram conoce su singularidad. Pero Asun no. Que ella lo haga es cruel. Y eso a Ram no le gusta… Es un perro coherente y empático. No hay duda alguna. ¡Increíble!

MUCHO MÁS QUE UN PERRO

Grajo está convencido de que el Samoyedo desarrolló está habilidad conviviendo con la tribu de los Samoyedos, allá por el 1.000 a de C. “Era uno más del clan. Comía y dormía en las tiendas. Cargaba con los enseres, cuidaba a los niños, salía de caza con los mayores, participaba en fiestas tribales…

El Samoyedo de un vistazo

 

Peso: Hasta 20 kg las hembras. y hasta 30 kg los machos.
Altura en cruz: 53 cm (hembras) y 57 cm (machos)
Temperamento: Perspicaz, cariñoso y muy simpático. Adora jugar y pasarlo bien. Se lleva bien con los niños y no es peleón con otros perros. Como perro guardián no vale un céntimo.
Precio: desde 2.000 euros hasta… lo que estés dispuesto a pagar. Algunos ejemplares superan los 10.000 euros.
No olvides que: necesita un mínimo de dos horas diarias de ejercicio y un buen cepillado cada dos días como máximo. Es de ladrido fácil y lleva muy mal las ausencias de su amo.

Más información: Federación Cinológica Internacional (FCI), Real Sociedad Canina de España (RSCE), Asociación Española de Perros Nódicos y Akita (CEPN),

Sus privilegios estaban muy por encima de los que le correspondían como animal. ¿Sabes que algunos chamanes tenían figuras de Samoyedo a las que sobornaban con manjares? Creían que así intercederían por ellos antes los dioses.

El Samoyedo es uno perro intuitivo y bello

 

 

 

 

 

El Samoyedo fue mucho más que un perro para esta tribu, aunque como en tantos otros casos, hay más de leyenda que de evidencia histórica. Sea como sea, sí está fuera de toda de duda que el Samoyedo es el perro más intuitivo, singular y posiblemente enigmático de todos. Pero no solo por la teoría de Baltasar Grajo…

BLANCO SOBRE NEGRO

La fascinante tesis del antropólo Grajo no es la única sorpresa de este reportaje. Ahí va la segunda: el pelaje original del Samoyedo era… ¡¡negro!! Y ahora tampoco se nos ha ido la pinza.

Explicar cómo se volvió blanco no es fácil. Lo datos que existen son imprecisos. Algunos expertos creen que el color del Samoyedo original variaba de una tribu a otra. Hablan de perros negros, marrones y crema. Sea como sea, nuestro protagonista –que es uno de los perros más antiguos del mundo- cambió su color primitivo gracias a un largo proceso de cría selectiva.

El Samoyedo es la raza de perro más intuitiva Si brujuleas un poco por internet, encontrarás fotos de Samoyedos negros, incluso gente que asegura que puede conseguir ejemplares de este color. No lo creas. La tecnología actual permite mostrar Samoyedos morados, naranjas o con cresta de pavo real.

No cabe duda: lo mejor es obviar experimentos cromáticos y limitarse a los tonos que marca el estándar racial. Estos son: blanco nuclear, crema (también llamado bizcocho o galleta) y blanco con crema. Esta última mezcla nunca debe ser tan intensa como para dar la impresión de que el Samoyedo luce un manto de color marrón pálido. Otro dato a considerar es que el pelo les forma una especie de bufanda alrededor del cuello. Es lo que llaman gola. Los machos la lucen más frondosa que las hembras.

apenas emite olor corporal y no necesita muchos baños para mantener su color níveo

¿POR QUÉ SE RÍE TANTO?

Y como no hay dos sin tres, ahí va una tercera y última singularidad: su risa. No es el único perro que sabe reír, pero sí el único que lo hace de forma permanente. Las comisuras de sus labios están naturalmente curvadas hacía arriba. Por eso da la impresión de que está de guasa todo el día. Y aunque no es así, de alegría y buen humor va sobrado.

Samoyedo

En efecto, según Hilario Sánchez, criador de Samoyedos desde hace más de una década, estamos ante una de las razas más juguetonas que existen. “Da igual los años que tenga. Incluso un Samoyedo mayor se lanzará al juego como un rayo si su amo lo invita. Son muy alegres. Se llevan de maravilla con los más pequeños, y cuanto más inquietos sean, mejor se lo pasa”.

… pero es un Nórdico, y esta estirpe –dicen- es algo antipática. “¡Pamplinas! ¿De dónde habéis sacado esa tontería? El Samoyedo es amigable incluso con los desconocidos. Es un pésimo guardián. Se lleva bien con todos: hombres, congéneres y seres de otro planeta. A todos les da la bienvenida.”, asegura Sánchez.

Una encuesta de Theptes.es sobre los cachorros más bonitos del mundo situó al Samoyedo en el segundo puesto del ranking de popularidad, por detrás del Husky Siberiano.

Sus fans señalaron que el pelo es su principal atractivo. En el estudio participaron más de 1.500 personas.

Patricia Figueroa nos lo corrobora. Patricia es dueña de Blandy -un Samoyedo de tres años- y madre de Javier, Manu y Lucas. “Blandy es saladísimo, muy divertido y de una inteligencia que pasma. Le chifla jugar con mis hijos. A uno de ellos le está ayudando a desengancharse de la tecnología. Y al otro, que tiene TDHA, lo mantiene entretenido y sanamente activo durante varias horas”, asegura esta madre agradecida que, sin embargo, también tiene algún pero que contarnos.

“Tiene muchas cosas buenas, pero lleva fatal la soledad. Si nos vamos y tardamos más de tres o cuatro horas, se pone a aullar como un lobo. Antes le daba por destruir cosas, pero logramos educarlo. Con los aullidos lo tenemos más difícil…“.

¿DEJARLOS SOLO? NO

Samoyedo el perro más intuitivo bello Lo que le ocurre a Blandy es que sufre ansiedad por separación. Un tema que abordamos más extensamente en esta zooconsulta y cuya solución exige paciencia y buenas maneras. Luis Mezquita, etólogo asesor de Thepets.es, señala que “los Samoyedos llevan muy mal las ausencias prolongadas. Es su talón de Aquiles. Lo mejor es educarlos desde muy pequeños. ¿Cómo? Acostumbrándolos poco a poco a las ausencias, aunque algunos ejemplares no logran habituarse nunca. Eso hay que saberlo”.

Es un perro de tiro. La falta de ejercicio echa a perder su físico y su salud

Así las cosas, quizás la tecnología pueda echar una mano. Por ejemplo: hay cámaras que permiten al amo hablar y lanzar premios a su perro o gato en remoto. También existe Varpan Pet, un robot que interactúa con las mascotas y les da premios. Pero si el asunto no es muy grave, mejor probar con un Kong antes de lanzarse a la compra de estas tecnologías. Son mucho más económicos.

¡Ay esa muda!

 

El Samoyedo muda su pelaje dos veces al año: primavera y otoño. Esto no significa que el resto del año no suelte pelo. Puede suceder incluso que la calefacción provoque la llamada falsa muda, que no es otra cosa que una permanente caída. Para evitar que la casa se cubra de pelos, habrá que cepillarlo a diario.

 

Es bueno utilizar una herramienta que retire el pelo antes de que caiga. El cepillo DeShedding de Furminator (unos 30€ para perros grandes) puede ser una opción. Fuera de épocas de muda, un buen cepillado en días alternos es suficiente.

Recuerda que los machos tienen un pelaje más largo que las hembras y que estas últimas, si están esterilizadas, solo mudan una vez al año, salvo excepciones. ¡Que las hay! Un último dato, aunque peluqueros y productos cosméticos nos retiren la palabra, no necesita casi nada para mantener el color blanco de su pelo. Basta con cepillarlo y bañarlo cada tres meses.

 

Un tipo bien sano

 

Un Samoyedo tratado como Dios manda no se pondrá enfermo con facilidad. Es un tipo duro. Forjado en la estepa Siberiana. Y eso deja marca. Y de la buena. Salvo que caiga en manos de algún rufián despreocupado, vivirá sin problemas hasta los 13/14 años. A partir de ahí, los problemas oculares y de riñón son muy frecuentes. Susana Cacho, veterinaria asesora de Thepetes.es, aconseja comprobar que los padres del cachorro están libres de displasia de cadera antes de adquirirlo. “Es un trastorno genético. Un perro cuyos padres no han sufrido este mal, no lo desarrollará”, asegura.

El samoyedo es un perro intuitivo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí